Misioneros asesinados en 2016

La Agencia Fides publica un informe sobre los agentes pastorales asesinados en 2016.

Como cada año, la Agencia Fides publica un informe sobre los agentes pastorales asesinados. Mientras que especifica que no se nombran mártires en el sentido estricto, ya que es un juicio que compete a la Iglesia, pero en ellas se reconoce su dedicación al Evangelio hasta el final.

En 2016, 28 agentes de pastoral murieron: 14 sacerdotes, 9 religiosos, 1 seminaristas, 4 laicos. Ha crecido exponencialmente el número de los religiosos asesinados. América Latina ostenta el triste récord del mayor número de víctimas. De ello se desprende África, donde 8 trabajadores han muerto, 7 en Asia y 1 sacerdote en Europa.

Incluso en 2016, de acuerdo a la Agencia Fides de información, las razones de las muertes son a menudo inútiles: o después de los intentos de robos y hurtos, sino también para el fundamentalismo religioso como en el caso de los cuatro Misioneras de la Caridad asesinados en Yemen. O de la queja contra los actos de injusticia y el tráfico de drogas como en México.

La ferocidad y el contexto degradación y la pobreza marcan todos los actos de barbarie realizados para los misioneros que estaban llevando a cabo sus misiones en condiciones de sencillez, servicio, dedicación y desinterés. Una vida normal, rota por la brutalidad de personas sin escrúpulos.

La noticia es escasa y fragmentada, pero se puede descargar y leer el informe de Fides en este enlace: Los agentes pastorales asesinados en el año 2016.

De acuerdo con fuentes del Vaticano en los años 1980-1989 fueron asesinados 115 misioneros. En la década 1990-2000  murieron 604 misioneros (el número es alto debido al conflicto en Ruanda en 1994). De 2001 a 2015, el número total de trabajadores muertos es de 365.

«Los mártires hoy – Francisco ha dicho en repetidas ocasiones – son mayores en número que los de los primeros siglos».

Scroll to Top