ReliPress | RELIGIOUS LIFE PRESS
Enero 2013

Congresso Riviste VC

Encuentro internacional de directores de revistas de vida religiosa

«Sobre las huellas del Concilio»… Un convenio internacional con pocos participantes, pero cualificados. Son los directores de las revistas de vida religiosa de Europa y América Latina, reunidos en la sede la Unión de las Superioras Generales en Roma. Han debatido sobre la situación de debilidad, la pérdida de significado social, el rol de las revistas, las relaciones institucionales y carismáticas dentro de las Iglesias locales.

Tomando como punto de partida el Concilio. El pasado sirve para mirar adelante. El teólogo carmelita Bruno Secondin explicó el gran cambio terminológico y sustancial. Hasta el Concilio la vida consagrada era entendida como «estado de perfección», con un aire de superioridad respecto a los laicos. Con el Concilio, religiosas y religiosos vienen re-ubicados dentro de la Iglesia y se habla de «vida consagrada». Y sin embargo, a veces falta armonía en las relaciones con la Iglesia local y los obispos. De ahí los problemas con la jerarquía y el hecho de que algunos obispos piensen que los religiosos y religiosas van por caminos propios.

Sor Enrica Rosanna, socióloga, salesiana, puso el dedo en la llaga sobre la disminución de la Vida Religiosa. Y sin embargo, pone de manifiesto esa gran estructura en la Iglesia. Se pregunta: ¿Qué ocurriría si religiosas y religiosos «abandonaran» todas las obras de caridad, desde las escuelas a las de salud, los centros de acogida a las casas de formación? «Ningún sistema público estaría en grado de suplir la enorme tarea de caridad que desarrolla la Vida Consagrada, sobre todo en los países de América Latina, Asia y África».

¿Qué hacer?…  El P. Lorenzo Prezzi, director de la revista «Testimoni» de los Dehonianos de Bolonia, lo dice sin tapujos: «Debemos construir el futuro sin quedarnos prisioneros de esquemas del pasado ni de imágenes distorsionadas que existen a nivel de Iglesia respecto a las religiosas y religiosos».

Durante el debate han surgido puntos comunes de las revistas de Italia, España, Francia, Bélgica, Colombia, México, Chile, Brasil y de las Conferencias de los Religiosos de Italia y América Latina (CLAR),  junto con la Unión de los Superiores y las Superioras Generales. La palabra de orden, nueva para este mundo, es «trabajar juntos», transformándose en una «red» para no dispersar el patrimonio de experiencias.

Una revolución copernicana. «Sabemos bien que no podemos quedarnos prisioneros de los números – resume el padre Prezzi. De una presencia maciza y difusa, modelada sobre el estilo de las parroquias, capilar en el territorio, típica del pasado, debemos pasar a una presencia de red, a pequeñas comunidades, a veces teniendo en cuenta también figuras solitarias».

Y como señalaba el resultado de una encuesta en Triveneto hace algunos años, los jóvenes no saben más quién es o qué cosa hace una religiosa o un religioso. Es necesario reaccionar y levantarse de la resignación. Y las revistas, ¿cómo entran en tal dinámica? «Las revistas –concluye el padre Prezzi – son los lugares de nuestra reflexión. Son los lugares en los cuales los temas de reflexión planteados por el desarrollo histórico y social son los temas del discernimiento cristiano, porque lo nuestro es una presencia necesaria en la Iglesia. Pero se va reconfigurando». De ahí los puntos prioritarios -líneas de convergencia- a los que concluye el debate:

  1. Atención a lo que sucede en la VC europea. Cómo la VC en el viejo continente afronta los desafíos de la secularidad, la indiferencia, el haber dejado de ser tan significativos en la sociedad. Una cuestión que nos ayuda a comprender los problemas comunes, alimentar nuestra identidad específica en la presencia y tareas de la VC también en otros continentes.
  2. La forma de la comunicación de nuestro patrimonio carismático: Se acentúa el estilo narrativo, que une profundidad espiritual, dimensión vital, inmediatez de comunicación. Con ello podemos contribuir a consolidar la teología de la VC y alimentar el discernimiento cristiano de los valores culturales en el propio contexto social y eclesial.
  3. Muchos de los temas presentes en nuestras revistas se refieren a la vida propia de nuestros institutos, de la vida religiosa y de la orientación del magisterio. El horizonte y punto de referencia de los contenidos debe tener más presente a los interlocutores eclesiales y a personas que se interesan por la espiritualidad y preguntas significativas de la misma vida. Mirar a otros cambia la comunicación de nosotros mismos.
  4. Las nuevas generaciones nos interpelan, aportando lectores nuevos y nuevos autores y autoras de las reflexiones. Nos desafían las nuevas técnicas comunicacionales. El libro escrito constituye un proceso orgánico de aprendizaje y reflexión. Internet favorece una habilidad diversa en la recepción de los mensajes y en la estructura del juicio. Esto nos lleva a una conexión creciente entre texto escrito y texto electrónico.
  5. Problemas de estrategia editorial que interesan a todos: la colaboración y ayuda para no llegar a tener que cerrar publicaciones de VC, la valoración del patrimonio cultural de las revistas, valorizar estructuras de relación nacional e internacional de los religiosos y religiosas, y favorecer una imagen positiva de la VC en la Iglesia local y sus pastores.
  6. Atención a los problemas específicos de la sociedad civil a la que pertenecemos, para comprender por dónde está llevando el Espíritu a la VC y cuál es su misión. De este modo estaremos alimentando la identidad humana y espiritual de quienes siguen a Jesús.
deja un comentario

* campo obligatorio

Testimonio

Revista bimestral publicada por la Conferencia de Religiosos y Religiosas de Chile (CONFERRE).

continúa
boletín informativo

Suscríbirse al boletín informativo

Síguenos en..