ReliPress | RELIGIOUS LIFE PRESS
Mayo 2016

Vinculum 262

«Caminemos cantando. Que nuestras luchas
y nuestra preocupación por este planeta
no nos quiten el gozo de la esperanza»
(LS. 244)

Iniciamos este año la primera edición de la revista VINCULUM con la temática de la Carta Encíclica Laudato Si´, sobre el cuidado de la casa común; bella y profunda carta que su santidad Francisco ha ofrecido a la Iglesia. El texto, que ha llegado a casi todas las esferas de la sociedad mundial, sin lugar a dudas, ha sido acogido como un referente de reflexión en torno a la problemática y situación que enfrenta nuestro planeta.

Hemos querido abrir un espacio a la reflexión en la Revista desde aquellos aspectos o invitaciones que subyacen en la carta y que son, a la vez, horizonte para la misión de los religiosos y religiosas de cara a su carisma y misión; la vida consagrada no puede ser ajena a la invitación y compromiso místico y profético que surge de ella y que nos interpela y lanza a acoger y cuidar la vida, a atender los clamores y gritos que la tierra y sus habitantes hacen por la degradación de los recursos naturales de la casa común.

La vida consagrada tiene el privilegio, y a su vez el reto,  de hacer presencia en casi todas las periferias y, en especial, en aquellas zonas que han sido vulneradas y violentadas por la depredación de grandes multinacionales que buscan satisfacer sus intereses económicos y políticos. No solo el medio ambiente sino también la vida de sus habitantes y de sus especies naturales se ven amenazadas. Recursos sagrados que van desapareciendo, poco a poco, en el silencio y ante la indiferencia e insensibilidad a la cual nos hemos acostumbrado en este feroz capitalismo y consumismo social.

En la sección estudios publicamos tres textos. En el primero: «Laudato Si´ y vida religiosa», el padre Víctor Codina, a modo de decálogo hace un breve recorrido por algunos puntos que son clave para la vida religiosa. En el segundo: «Laudato Si´. Reflexiones desde la vida consagrada», el padre Felicísimo Martínez, aborda el tema desde la óptica de la pobreza evangélica, resaltando que ella es referente en el mundo actual como una forma alternativa de vida que contribuye al interés y responde a la preocupación ecológica. En el tercer texto: «Laudato Si´. Reflexiones desde la vida consagrada», el padre Esteban Monsalves, por su parte, profundiza en la ecología integra, aspecto que resalta el papa Francisco y que enfatiza en su escrito desde la creación y vocación, desde la casa común y vocación y desde los consejos evangélicos que vividos con espíritu de servicio son un tesoro para el cuidado de los más débiles: los pobres y más necesitados de la casa común.

En la sección reflexiones en el artículo: « Una vida consagrada para despertar al mundo», el padre José Ignacio Faus, logra hacer un sucinto resumen de la realidad de la vida consagrada en cuanto a la falta de vocaciones – ser cada vez pocos; llamados a ser radicales, desde el seguimiento a Jesús; ágiles, interpeladores y alternativos para responder a los retos y desafíos; fieles en el Espíritu desde la vivencia de los votos como expresión de entrega y compromiso; y, finalmente, extraños pero interpeladores de cara al mundo globalizado. En el segundo texto: « Futuro de la vida religiosa latinoamericana y caribeña», el padre Carlos Palmés, profundiza en el carácter de la vida comunitaria, fundamento de la vida de los religiosos y religiosas, aspecto que sufre las consecuencias directas del actual modelo social, donde se es extraño, se vive otros roles como excusa para evadir la responsabilidad de la hermandad, y desde donde surge el clamor de una vida comunitaria donde volvamos a conocernos los unos a los otros, y donde todos construyamos la vida fraterna. Y cierra la sección el artículo: « La vida consagrada en el año de la misericordia», el padre Amedeo Cencini, quien resalta que no es ocasional que al cerrarse el Año de la Vida Consagrada se abra el Año de la Misericordia, resulta evidente su conexión y brevemente retoma el sentido de la Misericordia en sí misma y en la economía divina. Primero, hace un recorrido por la Misericordia de Dios; luego, resalta que la vida consagrada es expresión de la misericordia divina en dos movimientos: ascendente, no solo las obras de misericordia, sino desde la raíz o la fuente de la experiencia del amor misericordioso que han vivido hombres y mujeres que han dicho sí; y ascendente, desde el deseo y la respuesta profundamente arraigados en el corazón humano para ver el rostro misericordioso de Dios en los más necesitados y actuar. «Sed compasivos ʻmisericordiososʼ como vuestro Padre es compasivo» (Lc 6, 36).

Deseamos que este número sea fuente de reflexión y profundización en los temas que hoy tocan a la vida consagrada, y que se convierten en alicientes para seguir el camino alegre de dar la vida por la construcción del Reino, de preocuparnos por el planeta y de no perder el gozo de la esperanza, que nos llevan a hacer de nuestro mundo, un mundo mejor.

deja un comentario

* campo obligatorio

Vinculum

Revista de la Conferencia de Religiosos de Colombia - CRC.

continúa
boletín informativo

Suscríbirse al boletín informativo

Síguenos en..